Reserva ahora

Viajemos todos 2

Gastronomía

“La buena cocina es resultado de los frutos de la tierra y del mar” … Colima es uno territorios estatales más pequeños del país, pero grande por sus bellezas naturales y variados sabores culinarios.

 

 

El desayuno es la primera comida del día. Se inicia con una tasa de aromático café de la zona norte del estado, donde predominan los cultivos en las comunidades de Suchitlán y Nogueras, así como en los alrededores del Pueblo Mágico de Comala. El pan dulce como las tradicionales conchas y cuernitos, picones, empanadas y semitas, ocupan un lugar muy importante en la dieta de los colimenses.

 

Huevos al gusto, salsa y frijolitos, acompañados de unas ricas tortillas hechas a mano son la parte fuerte del desayuno.

 

La comida principal es la del medio día. Varia según los gustos de cada familia. Generalmente se inicia con cocido o caldo de res, acompañado de papas, zanahorias y calabacitas, sazonado con unas ramas de cilantro. También se acostumbra comenzar la comida con una sopa de pasta o arroz.

 

El plato fuerte puede ser res, carne de cerdo o pollo, tatemado, aunque también los pescados y mariscos son platillos que se acostumbra en la alimentación de los colimenses.

 

Para la cena es momento de los antojitos. En toda la ciudad y sobre todo en Villa de Álvarez hay cenadurías donde se puede disfrutar una gama de ricos platilloa como el pozole, sopitos, sopes gordos, tostadas, enchiladas dulces o saladas, tacos dorados, flautas, tamales y atole.

 

También las bebidas tienen en Colima una gran personalidad. De la tuba lo menos que puede decirse es que es nutritiva y refrescante. Se acostumbra a tomar muy temprano, se puede encontrar natural y compuesta la cual lleva ingredientes como manzana, fresa, pepino y cacahuate.

 

El tejuino es una bebida muy refrescante hecha a base de maíz con piloncillo, a la que se le agrega un poco de limón y sal.

 

Una bebida que se merece un elogio especial es el bate, se hace con una semilla silvestre llamada chan o chía gorda. Se toma con abundante hielo y se agrega miel de piloncillo, para darle un mejor sabor.

 

Los ponches son bebidas ligeras hechas con tuxca (aguardiente de agave) o con alcohol de caña. El más famoso es el que tiene granos de granada frescos y que toma un color rubí, pero se hace también de cacahuate, café, pistache, almendra, tamarindo, entre otros sabores. En temporada de calor se toman bien fríos y en temporada de invierno se toman calientes.

 

Los dulces son muy abundantes en la mesa de las familias colimenses. Se sirven como postres o se toman como golosinas a cualquier hora del día. El más famoso ha sido el alfajor de coco, aunque también se pueden encontrar borrachitos, cocadas, dulces de leche, entre otros igual de sabrosos.


Información relacionada